CONFERENCIA “ORFC Global 2021”.

Fecha Hora: 9 de enero de 2021 02:30 PM Londres.


UN ESTADO IDEAL DEL SER; EL IMPACTO DE LA AGRICULTURA INDUSTRIAL EN NUESTROS SUELOS, DIETAS Y ALMAS

Mil gracias a los organizadores por el atrevimiento y por los riesgos que pueden correr por haberme invitado a exponer en más un foro de tantos que se organizan a nivel global y que nada resuelven, después que pasa la fiebre del discurso eventual de los invitados e invitadas.

Inicio esta conferencia, haciendo una pequeña aclaración o mejor, ampliando el título de la misma, el cual en la realidad pauta tres temas que quiero tratar en este momento:

  1. El estado ideal del ser.
  2. El impacto de la agricultura industrializada en nuestros suelos.
  3. Dietas y almas.

El estado ideal del ser: con esto quiero decir, que en ningún momento he querido ser una persona al servicio del Estado (servil). (no ser, un ser ideal del Estado, para esto ser logrado se requiere el ejercicio diario de rebeldía, conjugado con desobediencia civilizada, pacífica y constante).

Porque considero que la noción de Estado, está superada, en la medida que su práctica ha demostrado ser autoritaria y secuestradora de sueños y no responder a los intereses de quienes en algún momento le ofrecieron la confianza para que los representara con actos democráticos, llenos de dignidad y humanidad.

Esa incredulidad, está fundamentada y más que comprobada por todos sus actos de corrupción, violación y criminalidad, por su accionar antidemocrático y demagógico frente a las grandes mayorías que tenían sinceras expectativas con el sueño de un Estado comprometido con la sociedad. Tratando en esta conferencia el tema agrario, sí que hay tela para cortar, tanto a nivel global como local; para el caso local, Colombia es un buen ejemplo del corte deshumanizante, corrupto y desolador que actualmente se vive en el campo y que fácilmente podrán ser extrapolado a otros países de la región o inclusive a otros continentes. Dentro de los temas que podríamos tratar en Colombia se encuentran, entre otros, no menos importantes:

Desplazamiento: como víctimas de la violencia más de 7 millones de personas han sido desplazadas del campo, principalmente para los grandes centros urbanos.

Crímenes y masacres sociales: más de 300 mil muertes reportadas oficialmente.

Desapariciones: más de 85 mil desaparecidos sin tener ninguna pista de donde se encuentran.

Violaciones humanas, torturas, amenazas y muertes selectivas de más de 320 líderes sociales y ambientalistas asesinados en el año 2020.

Concentración de la tierra, latifundio: aumento de la concentración de la tierra donde menos del 1% de la población más ricas de Colombia poseen más de 50% de las tierras agrícolas del país.

Deforestación: en media más de 250 mil hectáreas de bosque son destruidas por año con el beneplácito del Estado.

Equidad y género: Las mujeres en el medio rural carecen del reconocimiento integral por parte del Estado, son la economía no visibilizada, como trabadoras dignas que responden por una gran parte de la riqueza que se produce en el campo colombiano. (más de 5 millones de mujeres viven en el campo sin ser reconocido su aporte económico).

En contraste con la situación descrita anteriormente, tenemos en Colombia una riqueza natural, caracterizada por su diversidad climática y biodiversidad de flora y fauna, petróleo, minerales, piedras preciosas, aguas, bosques, entre otras riquezas, para el país ser totalmente autosuficientes y auto determinar lo que necesita producir para sobre vivir dignamente, sin la necesidad de mendigar préstamos y empeñar el territorio a los usureros de los bancos internacionales. Por otro lado, su población, en especial, la del medio rural, es emprendedora, trabajadora, sumamente honesta, solidaria, alegre y soñadora. La cual continua con la esperanza de entonar el canto de la libertad en el territorio que cultivan y cosechan, cuando la violencia y la injusticia provocada por el Estado y otros sectores, sean totalmente erradicadas de sus territorios.

El otro tema vinculado con el título de presente conferencia, es el de los impactos de la agricultura industrializada en nuestros suelos, las dietas y almas.

Impactos de la agricultura industrializada:

Ambientales, biológicos, sociales, económicos, culturales, tecnológicos (suelo), políticos, entre otros.

Énfasis de los impactos tecnológicos en nuestros suelos:

Con la actual imposición de la tecnología agroindustrial en nuestros suelos se provocan innumerables impactos, para esta conferencia abordare principalmente los impactos de tres tipos de erosiones: física, química y biológica.

  1. La erosión física: con las practicas agroindustriales, principalmente a través de la mecanización de los suelos, se llegan a registrar en algunos casos, una pérdida de la capa arable hasta más 20 toneladas de tierra fértil por hectárea por año.
  2. Erosión y lixiviación química: la alta solubilidad de los fertilizantes químicos, repercute drásticamente sobre otros elementos trazos (elementos tierras raras) que se encuentran en los suelos en pequeñas cantidades, tan necesarios para la salud y armonía nutricional de las plantas y la humanidad como cualquier otro elemento.
  3. Erosión biológica: la simplificación de la diversificación conlleva a la simplificación de todas y cada una de las relaciones eco biológicas tanto verticales como horizontales, que se establecen para que los suelos puedan seguir geo evolucionado sanamente con los diferentes cultivos los cuales queremos implantar. Tanto la cobertura de los suelos como las relaciones de las plantas con la tierra, no obedecen relaciones meramente verticales de anclaje y nutrición como la agroindustria lo cree, sino que también están explícitamente relacionadas con todas las interacciones endosimbiótica de la macro y microbiología que se establecen de forma horizontal, principalmente sobre la capa superior de la cobertura de la tierra.

“Sin la constante actividad de la microbiología en el suelo, es imposible lograr una agricultura sana”

Como ejemplo concreto de los tres tipos de erosiones que he comentado anteriormente, podemos mencionar la actual imposición tecnológica de los cultivos transgénicos, como son principalmente la soja, el maíz y algodón, como siendo entre otros monocultivos, como la palma de aceite, la caña de azúcar, el caucho, el eucalipto, el pino,  la ganadería extensiva y el confinamiento industrial de animales, las actividades que más albergan al mismo tiempo, los graves impactos en la destrucción de los suelos y la salud, tanto de la población rural como de los consumidores en los centros urbanos.

Por otro lado, no es necesario más investigaciones y los mismos argumentos revistiendo el mismo discurso académico distractor, con el cuento manido del calentamiento global, pues lo que hace falta es más acción, más compromiso social y menos negocio con la desgracia por parte de la demagogia global de las Naciones Unidas y estructuras serviles como la FAO y la OMS, de los políticos, fachada de las multinacionales de la agroindustria y farmacia que tienen sus propias fundaciones, y los bancos internacionales; un ejemplo muy claro es la falsa filantropía desarrollada recientemente en África por la fundación Bill y Melinda Gates y Rockefeller, la cual con 14 años de pretenciosas inversiones con más de 1000 millones de dólares, lo único que han cosechado son fracasos en varios países de ese continente; principalmente cuando sus proyecciones que eran la de duplicar la producción de alimentos con el paquete tecnológico (venenos fertilizantes y maquinas) de la alianza para la revolución verde en África (AGRA),por ejemplo, solo fue capaz de conseguir un pálido resultado del aumento en la producción de maíz en un 30%.

“si se quiere destruir totalmente la salud de la humanidad, basta con destruir la salud del suelo”

En este orden de ideas:

 Es sabido y reconocido que el calentamiento global es fruto del actual modelo de desarrollo tecnológico y consumo que se impone, el cual, si no se cambia, la destrucción del planeta tierra es irreversible, por el capricho y el maniaco comportamiento de menos individuos y unos pocos países coloniales querer continuar dominando y tener cada vez más. Ese mismo modelo depredador, en 50 años ha sido capaz de estimular y permitir las condiciones para extinguir más del 60% de las especies conocidas en el planeta. “Atragantarse, sufrir asfixiándose con CO2 y morir gradualmente, parece ser la ciega consigna del eco capitalismo en su tumba”.

Propuesta:

Si el tiempo lo permitiera, en estos momentos podríamos extendernos en presentar y enumerar más de un centenar de herramientas y estrategias muy básicas para transcender hacia otro tipo de agricultura con tecnologías más blandas y objetivos más humanos para el logro de la coexistencia de una eco sociedad más justa y mentalmente sana, respectando las demás especies y el entorno que hacen posible nuestra existencia. Como no es el caso, para entrar en los detalles de las misma, por las propias limitaciones del tiempo de la conferencia que se me otorgo, el cual es comprensible.

Para ir terminando, lo que si me atrevo es anunciar de forma muy resumida un par de principios y una serie de objetivos que se deben considerar para que otro tipo de agricultura sea posible.

  • Defender la vida y el medio ambiente integralmente, ante cualquier riesgo que les pueda representar cualquier actividad agropecuaria.
  • El suelo de la misma forma que toda producción agropecuaria, debe entenderse como una organización viva.
  • Considerar que el saber tradicional en las manos de los campesinos y campesinas para muchos cultivos, es tan importante como el conocimiento académico.
  • Desarrollar tecnologías adaptadas a las condiciones socioculturales, económicas y ecológicas de cada región, a partir de la realidad y las dificultades, de forma no impositiva y consumista
  • Eliminar totalmente la utilización de los venenos y las practicas que perjudiquen la producción de los alimentos, los cuales colocan en riesgo la salud, tanto de los trabajadores como las trabajadoras del campo y de los consumidores.

“La producción sana que se logra con la agricultura orgánica es la cura más sensata y arma más poderosa contra la enfermedad inducida por la agroindustria y las farmacéuticas”

  • Redistribuir socialmente la tierra y permitir el acceso de la calidad de la misma por los campesinos y campesinas más necesitados y necesitadas, con políticas claras y bien definidas.
  • Producir alimentos de forma económica, accesibles para todas las poblaciones, nutricionalmente en armonía y a bajo costos.
  • Comprender y trabajar las unidades productivas de acuerdo a las limitaciones del clima, al potencial del suelo, la disponibilidad de agua y economía local.
  • Buscar el tamaño eficiente y diverso de la propiedad de la tierra, para lograr la felicidad interior.

“La revolución verde para los agricultores represento mecanización, fertilizantes químicos, venenos, pobreza, desplazamiento, muerte y considero el suelo como un insumo a más. No implico considerar la tierra como un organismo vivo, a los vegetales como alimentos que deben ser producidos sanos y a los trabajadores y trabajadoras del campo y sus familias, como constructores y constructoras de una riqueza que no pueden ni deben pagar con su salud y sacrificio de su dignidad y felicidad.

Sobre las dietas y el alma, que también se anuncia en el título de la conferencia, les comento:

 “No existe en la humanidad algo más significativo que acelere su muerte, que un suelo enfermo, del cual se desprende una dieta deficiente, que no es lo suficientemente completa y capaz para mantener un estado de ánimo saludable y el alma fortificada

Finalmente, un agradecimiento muy especial al amigo Matt Dunwell, de Ragman Farm de Inglaterra, con el cual nos hemos hermanado en esa lucha a lo largo de los 7 años que nos conocemos en el medio de la producción de sus manzanos orgánicos.

“Todo lo que habita en la interioridad del ser, alguna vez habito en la interioridad del suelo”

Nuevamente muchas gracias por la invitación como conferencista y les deseo el mejor de los éxitos con la continuidad de la programación de la conferencia global.

Jairo Restrepo Rivera. 09 de enero del 2021 Pachita, Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Ir arriba